♥La murmuración en la iglesia♥... ♥y fuera de la iglesia♥


Estando en una reunión de oración y enseñanza por las casas, después de haber orado, y reflexionado con la Palabra de Dios, ya muy cercano a fin de año, hice una evaluación de los sucesos acontecidos en nuestro país, y en algunos lugares del mundo.
El Señor me enseñó cómo a través de los medios de comunicación, ya sean periódicos, canales de televisión, o cualquier otro medio, la magnitud en que aparece el chisme, la murmuración, calumnias, injurias entre actores y actores, periodistas, comentaristas de espectáculos, origina divisiones y riñas que se van multiplicando cada ves más, y creo que es algo sin precedentes en la historia, o sea que todo esto es un canibalismo total entre ellos, compiten y se devoran entre sí, para tratar de mantener el primer puesto en el lugar donde se encuentren, con su verdad (que creen que es la correcta) y libres de culpa y cargo.

Analicé todo esto, y me di cuenta que algo similar está pasando con muchos hermanos en las iglesias (o fuera de las “iglesias”), nada más que aquí adopta el “chisme o la murmuración”, la forma de “calumnia santificada”, aparentemente ¡tan inofensiva e inocente!

Citemos como ejemplo una conversación entre hermanos: “¡Hola Karina, Dios te bendiga!... recién salgo de la reunión de oración, te encontré ¡de casualidad!... justo quería verte y charlar contigo... lo que te voy a decir es un secreto... ¡no se lo digas a nadie!... porque eres la única persona que lo sabe, ”tú, yo y el Señor“.
¡Parece que Raquel no va a dar más clases en la escuelita dominical!... le comentó al Pastor Carlos que necesitaba un descanso de dos o tres meses porque estaba muy agotada. ¿Pero tú sabes?, a mí me dijeron que no es por “eso”, sino que es por “esto”,.... “por aquello”,...” y por lo otro”....Por eso te lo cuento, para que la tengas en “oración”... ”yo” voy a orar mucho por ella!

Y allí, justo allí, comienza la “calumnia santificada”, o mejor dicho, el pecado de MURMURACION.

¿Cómo define nuestro diccionario el término Murmuración?
Dice así: “Conversación en perjuicio de otro“, que trasladándolo al criollo, sería “hablar Mal de un hermano” (molerlo, pisotearlo, embarrarlo, o darle una mano de pintura asfáltica).
Comencé a recorrer las Sagradas Escrituras, y parece que desde tiempos muy remotos se “practicaba este deporte”.

En los primeros libros de la Biblia, ya aparece éste aparente e inofensivo término.
- “Y el pueblo (de Dios) murmuró contra Moisés” (Éxodo 15:24)
-“Y toda la congregación murmuró contra Moisés y Aarón” (Éxodo 16:2)
-“Y María y Aarón, murmuraron contra Moisés” (Números 12:1)
Me gustaría seguir recorriendo las Sagradas Escrituras, y citar más pasajes bíblicos, que tanto nos enseñan, ya sea de lo que estamos tratando, o de cualquier otro tema.
Siempre la Palabra de Dios es como una “espada de dos filos que penetra hasta lo más profundo de nuestro ser, hasta los tuétanos” (Hebreos 4:12). Y es útil para enseñar, para reargüir, para corregir, para preparar al hombre para toda buena obra”
(2 Timoteo 3:16)
Por murmurar en el desierto, Dios no permitió que su pueblo entrara en la tierra prometida, diciendo el Señor así: “¿Hasta cuándo ésta comunidad perversa murmurará contra mí? He oído las quejas que están murmurando contra mí”. (Números 14:26)
También Coré y Datán murmuraron y se amotinaron en contra de Moisés y Aarón, y lamentablemente ocurrió algo muy serio y drástico.
“Al terminar Moisés de pronunciar unas palabras, la tierra se abrió debajo de sus pies, y bajaron vivos al lugar de los muertos, con todo lo que tenían”
(Números 16:1-35)
Con éstos pasajes, no deseo hacer ver que tenemos un Dios que castiga y azota terriblemente a todo el que comete errores o es desobediente (todos lo somos), no, esto es una enseñanza que nos fue dejada para que nosotros NO cometamos los mismos errores. EL es un Dios de amor, que ama profundamente al pecador, pero aborrece el pecado.

Si seguimos estudiando las Sagradas Escrituras, en el Nuevo Testamento, también vamos a ver cómo los religiosos de esa época murmuraban en contra de Jesús y sus discípulos.
-Murmuraban en contra de una mujer que derramó un frasco de perfume sobre Jesús. (Marcos 14:5)
-Murmuraron contra los discípulos por sentarse a comer con publicanos y pecadores. (Lucas 5:30)
-Los fariseos y maestros de la ley murmuraron y criticaron a Jesús por recibir a los pecadores y sentarse a comer con ellos. (Lucas 15:1)
-También cuando fue a visitar la casa de Zaqueo lo criticaron murmurando y diciendo: “Este se fue a comer a casa de un publicano, pecador” (Lucas 19:7)
-Los judíos murmuraban porque Jesús dijo: “Yo soy el pan que ha bajado del cielo. Jesús les contestó: “No murmuren entre ustedes” (Juan 6:41-44)

En determinado momento, hasta sus discípulos murmuraron en contra de un discurso que les había dicho... ”Al oír lo que había dicho Jesús, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es ésta palabra, ¿quién la puede oír?... sabiendo Jesús en sí mismo que los discípulos murmuraban de esto, les dijo: “¿Esto los ofende?” (Juan 6:61-62)

También las epístolas de San Pablo nos recuerdan lo siguiente: “Ni murmuren contra Dios, como algunos lo hicieron, y el ángel exterminador acabó con ellos. Estas desgracias les sucedían para ejemplo nuestro, y la Escritura las relata para instruir a los que nos toca presenciar el fin de los tiempos” (1 Corintios 10:10-11).

El apóstol Santiago también mencionó éste tema: “Hermanos, no MURMUREN los unos a los otros, el que habla en contra de un hermano o juzga mal de él, habla en contra de la ley de Dios y juzga en contra de ella, y si tú juzgas la ley, ya no la cumples, sino que te haces superior a ella. Pero uno sólo hizo la ley y a la vez puede juzgar: el que es capaz de salvar o de condenar. Pero: ¿quién eres tú para juzgar al prójimo?” (Santiago 4:11-12)

Todos sabemos de dónde proviene ése mal, y más los que estamos trabajando de una manera u otra para el Señor, aunque sea en la mas mínima tarea.
“Hermanos, que no sean muchos los maestros entre ustedes, sepan que los maestros seremos juzgados con más severidad, y no olviden que, como todos, cometemos errores. Si alguien no peca con su lengua, es un hombre perfecto, capaz de dominar todo su cuerpo......La lengua es un miembro pequeño, pero puede hacer mucho. La lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua nadie puede dominarla, es un látigo incansable, lleno de veneno mortal, con ella bendecimos a Dios Padre, y con ella maldecimos a los hombres hechos a imagen de Dios, de la misma boca salen la bendición y la maldición. Hermanos, esto no debe ser así: ¿Puede brotar de la misma fuente agua dulce y amarga?”
(Santiago 3:1-11)

Ahora es el momento de preguntarnos: ¿cómo podemos enfrentar y curar éste mal, que según Dios, es muy fácil caer en él? ¿Cómo lo controlo?

En primer lugar, debemos confiar en nuestro Dios de Amor, pedirle que nos sane interiormente, para así desarraigar éste mal de nuestra vida, de nuestro corazón.

En segundo lugar, poner la firme voluntad de parte de nosotros mismos, de manera que cuando alguien venga con un chisme (que va a venir disfrazado de muchas maneras), NO participemos de la conversación prestando atención; antes, digámosle que vaya y lo trate con el Pastor o consejero espiritual, muy pronto vamos a comenzar a ver los resultados si todos hacemos lo mismo, ya que de a uno, los que critiquen, no van a venir a contarnos nada, porque saben que no les vamos a prestar atención y que no queremos participar de éste pecado, que tanto daño le hace al Cuerpo de Cristo, que es su iglesia.

No olvidemos NUNCA que en el momento en que uno comienza a criticar a otro, está corriendo el riesgo de caer en el mismo pecado en el cual cayó Adán: ¡¡QUERER SER IGUAL A DIOS!!

“Recuerda que cada uno de nosotros tendrá que comparecer personalmente ante el Tribunal de Cristo. Sí, cada uno tendrá que dar cuenta a Dios de sus actos” (Romanos 14:10-12)

“Hagan todo sin murmuraciones ni contiendas, para ser irreprensibles y sencillos hijos de Dios sin mancha, en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo” (Filipenses 2:12-15)

Comentarios

Entradas populares de este blog

♥Eres un Diseño de Dios♥...Salmos 139:16

♥Estudio sobre La Oración♥............Efesios 6:18

♥Creciendo en Su Voluntad♥.........2 Reyes 6:1-7