♥4 razones por qué necesitamos el Fuego de Dios: ♥

#DIOS #JESUS #AMOR #FRASES #RELIGION:

 1- El Fuego de Dios nos purifica:
Malaquías 3:2 ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste?
Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores....

Hebreos 12:29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.

]Consumidor: del griego "katanalisko" que significa "consumir absolutamente".
Sus fuego nos limpia de todo lo que a él no le agrada (celos, envidias, mentiras, rivalidad)

Él destruye lo que no le glorifica. Cuando venimos a su presencia él se encarga de purificarnos.
Jeremías 23:29 ¿No es mi palabra como fuego--declara el SEÑOR-- y como martillo que despedaza la roca?
El nos confronta con su palabra. Nos purifica con sus palabras. Nos perfecciona.

2- El Fuego de Dios consume a nuestros enemigos
Deuteronomio 9:3 Pero tú, entiende bien hoy que el Señor tu Dios avanzará al frente de ti, y que los destruirá
como un fuego consumidor y los someterá a tu poder. Tú los expulsarás y los aniquilarás en seguida, tal como
el Señor te lo ha prometido. (NVI)

Salmo 97:3 El fuego va delante de él y consume a los adversarios que lo rodean.
3- El Fuego de Dios nos protege
Zacarías 2:5 "Y yo seré para ella"--declara el SEÑOR-- "una muralla de fuego en derredor,
y gloria seré en medio de ella." (LBLA)
Nos protege de nosotros mismos, del pecado.

4- El fuego de Dios nos sostiene
Jeremías 20:9-12 Pero si digo: No le recordaré ni hablaré más en su nombre, esto se convierte
dentro de mí como fuego ardiente encerrado en mis huesos; hago esfuerzos por contenerlo ,
y no puedo. Porque he oído las murmuraciones de muchos: ¡Terror
por todas partes! ¡Denunciadle, denunciémosle! Todos mis amigos de confianza, esperando mi caída, dicen:
Tal vez será persuadido, prevaleceremos contra él y tomaremos de él nuestra venganza.
Pero el SEÑOR está conmigo como campeón temible; por tanto,
mis perseguidores tropezarán y no prevalecerán. Quedarán muy avergonzados,
pues no han triunfado, tendrán afrenta perpetua que nunca será olvidada.
Oh SEÑOR de los ejércitos, que pruebas al justo, que ves las entrañas y el corazón,
vea yo tu venganza sobre ellos, pues a ti he encomendado mi causa.
Jeremías quería callar a causa de los desprecios y de sus enemigos. Pero ese fuego dentro de
él lo sostuvo en esos tiempos difíciles y encomendó su causa al Señor. Ese fuego ardía en sus huesos!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

♥Eres un Diseño de Dios♥...Salmos 139:16

♥Estudio sobre La Oración♥............Efesios 6:18

♥Creciendo en Su Voluntad♥.........2 Reyes 6:1-7