♥¿QUE PASA? NO COMPRENDES “POR Q

Portada para libreta tamaño 23*28cm aprox

Tu agotamiento espiritual y emocional ha alcanzado su punto máximo; han transcurrido una cantidad considerable de años y todo sigue igual. No soportas la aridez del desierto en el cual has caído con extenuación. Has hecho todo lo que está a tu alcance para cambiar circunstancias y actitudes, has orado insistentemente, pero todo sigue igual.


¿QUE PASA?
NO COMPRENDES “POR QUE”...

¿Hasta dónde llegarás?
Todo está completamente fuera de tu alcance, no te queda más que hacer.

Parecería irónico, pero por un lado has visto un sinnúmero de milagros de provisión y protección de Dios, has comprobado su poder soberano en momentos específicos de tu vida, has recibido siempre su palabra para recibir su consejo oportuno; sin embargo, hay peticiones o anhelos profundos de tu corazón que no se concretan a pesar de clamar insistentemente por ellos. (Nada menos hoy te preguntabas eso...)




¿QUE PASA?
NO COMPRENDES “POR QUE”...

...     y es posible que jamás llegues a comprender “por qué tiene que ser así”...     “Por qué tuvo que ser así”

Esto me recuerda la experiencia que tuvo el apóstol Pablo, al no ver una respuesta urgente y concreta a sus oraciones. Veamos su testimonio al referirse a su petición no contestada...

Respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”
2 Corintios 12:8-9

Has estado orando por peticiones justas, alineadas con la Palabra de Dios; pero él sabe por qué no te las concede...     ¡Quiere que aprendas a descansar en su GRACIA incondicional!     Pero aun así no logras comprender su “por qué”...




¿QUE PASA?
NO COMPRENDES “POR QUE”...

Ante esta interrogante desesperada, Dios además te responde en su Palabra...

“Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?”
Romanos 9:20

“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”
Isaías 55:8-9

Los propósitos y procesos de Dios no los alcanzarás a comprender, y muchas veces a aceptar; sin embargo, él sabe lo que hace, sabe cómo y porque permite las cosas. Sus propósitos y procesos son ilógicos para ti, pero dentro de su “lógica” son los más acertados y convenientes para ti.

De lo que sí debes tener la plena certeza, es que al final de tu peregrinación terrenal, no conocerás la frustración; al final, los propósitos eternos de Dios se cumplirán a la perfección en tu vida. Él hará contigo lo que se propuso desde antes de la creación del mundo.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?”
Romanos 8:28-31


¡Animo!
¡Dios no te olvida!
¡El permanece pendiente de ti!

“Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo el Eterno Dios tu Redentor”
Isaías 54:7-8

Comentarios

Entradas populares de este blog

♥Eres un Diseño de Dios♥...Salmos 139:16

♥Estudio sobre La Oración♥............Efesios 6:18

♥Creciendo en Su Voluntad♥.........2 Reyes 6:1-7